Artículo escrito por Víctor Fernández

(@VictorPucela73)

Hoy, por fin se han puesto a la venta las camisetas oficiales del Real Valladolid en la tienda oficial del club al precio de 79,95€.

Hace tiempo que quería hablar sobre este tema aún a riesgo de que cause alguna herida debido a que el precio de la ropa deportiva, parece ser un tabú entre los medios de comunicación que en ocasiones buscan no lastimar los intereses de los clubes de su ciudad; cosa que, por otra parte me parece hasta cierto punto lógica.

Sin embargo, poniéndonos en el lado del aficionado de la calle, del “currito” de a pie lo cierto es que son unos precios realmente desorbitados y un aprovechamiento desmesurado de las marcas, me da igual una que otra. Un aficionado del Pucela que quiera adquirir una camiseta de su equipo deberá gastar 80€, si quiere además, que sea idéntica a la de su ídolo colocando en la espalda su nombre y su número ya nos vamos a los 100; sinceramente me parece un atraco a mano armada, con perdón. No solo eso, si quieres que tu [email protected] lleve los colores de tu equipo tendrás que pagar otros 80€ por un trajecito que probablemente el año siguiente ya le quede pequeño ¿es un gasto asumible para una familia que ya se ha gastado el sueldo de un mes en los abonos?, habrá de todo, pero…

Por todos es conocido que en los últimos años con el auge de las redes sociales y la compra por internet, han surgido multitud de páginas que venden la ropa deportiva de los clubes de fútbol a precios irrisorios comparados con los oficiales cosa que es ilegal y que ha llevado a los clubes a emprender acciones legales en más de una ocasión. Sin embargo, me surge la siguiente duda ¿Qué negocio desde el punto de vista de la ética es más fraudulento? ¿El de las plataformas que ofrecen una réplica casi perfecta llegada de China de una camiseta a un precio mucho más bajo que el oficial? ¿O el de las marcas que se aprovechan del amor a unos colores para vender una camiseta, que sin él escudo costaría 20€, a unos 80-100€?. Todo esto sin querer meterme en donde y como se fabrican dichas camisetas, que eso es otro cantar y daría seguro para otro artículo.

No estoy hablando de regalar las camisetas, obviamente son parte del negocio que es el fútbol pero habría que plantearse ¿Qué me sale más rentable? ¿20.000 camisetas compradas en mi tienda oficial a un precio razonable de 30, 40 o hasta 60€ todos los años o 5.000 vendidas por 100 pudiendo comprar una cada lustro?; quizá, incluso, desaparecerían a los negocios ilegales si tomáramos la primera opción.

Creo que hablo desde el punto de vista de la mayoría de los aficionados que preferirían comprar en la tienda de su club la ropa oficial de su club pero, lamentablementemientras se sigan pagando a precio de oro habrá mucha gente que prefiera tener su camiseta actualizada cada temporada pagando una cifra mucho menor, o esperar al final de la temporada para encontrar las camisetas a su precio real cosa que, por otro lado, demuestra su rentabilidad a un precio más bajo. No es cuestión de quejarse por todo y hay cosas que por mucho que hagamos es imposible cambiarlas pero nunca está de más alzar la voz cuando las cosas están mal porque cuando son para bien, como la campaña de abonados, también se dicen.