El Real Valladolid invertirá dos millones de euros para abordar la primera fase de la remodelación del estadio José Zorrilla, que incluye la eliminación del foso y una bajada del nivel del campo en 80 centímetros respecto a la situación actual tal y como ha informado el director del gabinete de Presidencia David Espinar.

Esta obra permitirá contar con tres nuevas filas de butacas, lo que supondrá un total de 1.594 nuevas localidades. Los banquillos quedarán integrados dentro del graderío, y por encima de ellos habrá varias decenas de butacas vip.

La idea es que esta obra esté finalizada antes de que comience la Liga, de no cumplir con ese plazo existiría un plan B que sería solicitar a la Liga el no disputar partidos en casa en el inicio liguero.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor escribe aquí tu nombre