El Real Valladolid no descarta la continuidad de Sandro Ramírez para la próxima temporada, pero su alto salario dificultaría su llegada, por lo que las buenas relaciones entre Everton y Real Valladolid podrían aparecer de nuevo este verano para buscar soluciones a dicha operación.

Según la web inglesa Sport Witness, el posible acuerdo iría encaminado en compartir el sueldo del jugador para así el Everton ahorrarse una importante parte de la ficha. El Real Valladolid pagaría una más que significativa cantidad de salario y el club inglés aportaría la otra parte de lo que Sandro cobraría en Inglaterra hasta junio de 2021: “Una posible solución es que el Everton ofreciese cubrir un porcentaje de su salario actual, reduciendo el coste de su ficha del último año de contrato que tiene con el Everton, de esta manera se deshacerían de un jugador que no quieren y ayudaría al Real Valladolid en el proceso”.

Lo que si parece claro, es que el Valladolid debería de pagar una cantidad al Everton por su traspaso, que no podrán elegir entre los dos equipos, sino que vendría marcada el control financiero de la Premier que impide el traspaso a pérdida, una vez descontadas las amortizaciones. En 2017 el Everton pagó por el canario 6 millones de euros, por lo que la Premier haría un cálculo y no se podría fichar a Sandro por menos de la cantidad estipulada. Aunque la opción de pago tal y como señala El Norte de Castilla, podría ejecutarse en varios plazos para que el Real Valladolid pudiese tener pulmón financiero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor escribe aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.