Yo estuve en ese partido hace 36 años. La historia del Nuevo Zorrilla no sentó nada bien en la Capital del Pisuerga, ya que la antigua ubicación se encontraba en pleno corazón de la ciudad y era accesible a todas las personas, por cierto, el antiguo Zorrilla es donde vi mis primeros partido de fútbol.

Como decía antes la nueva ubicación no sentó nada bien. Allí no había nada, literalmente nada. Antes de inaugurar el Estadio se abrió un “centro comercial“. ¿Qué demonios era eso? Continente se llamaba. (Hoy Carrefour) ¡Ná cuatro días le doy! Comentaban muchos. ¿Quién va a subir hasta allí a ver el fútbol? ¿Y a que hora tienes que salir de casa? ¿y a qué hora vas a llegar?.

Todas esas preguntas y alguna mas se hacían los aficionados del equipo blanquivioleta. El barrio de Parquesol no existía y aquello estaba entonces desierto. No animaba para nada subir allí.

La única excusa era que se celebraba el Mundial y todo era nuevo y nos llamaba la atención, pero cuando terminara todo volvería a su cauce, y el fútbol volvería al centro de Valladolid.

Pero ni por asomo fue así, nuestro estadio cumple años y ya se hace viejo. Y va pidiendo a gritos alguna que otra remodelación. Alguna se le ha hecho porque el estadio nació sin asientos y todo el mundo veía el fútbol de pie, los asientos llegaron después y alguna que otra protesta se produjo por la medida.

Hoy toca recordar y felicitar a nuestro estadio, el cual jornada tras jornada y cada 15 días subimos a ver y a animar a nuestro querido equipo. Y algunos también subimos a ver a los chavales del Promesas, y por supuesto también los entrenamientos cuando el trabajo nos lo permite.

Hemos tenido unos años complicados, en este estadio hemos disfrutado, nos hemos enfadado, hemos descendido de competición, hemos ascendido, y también hemos jugado en Europa. Si….. el Valladolid ha jugado la UEFA. Nuestro EuroPucela se paseó por los campos de Europa. Han sido muchos recuerdos y muchos sentimientos.

A mi lado en mi localidad del estadio, hay un padre y un hijo, y la verdad que me recuerda a aquellos años en los que yo empecé a ver y disfrutar de este bendito veneno llamado fútbol.

Espero seguir sufriendo y disfrutando en el José Zorrilla. Generando ilusión. Viendo el próximo ascenso y esperando que sea el último que vivamos y poder asentarnos donde nos merecemos, en Primera División porque como durante muchos años rezó en el Estadio. “UN EQUIPO DE PRIMERA PARA UNA CIUDAD DE PRIMERA “ MUCHAS FELICIDADES ZORRILLA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor escribe aquí tu nombre