El entrenador del Barcelona B, Gerard López ha reconocido tras el entrenamiento de hoy que el partido de mañana contra el Real Valladolid será difícil y que el Pucela es uno de los clubes que está llamado a estar arriba: “El partido de ida fue de buenos recuerdos porque era el debut en Segunda y logramos la victoria. Será un partido complicado, el rival también necesita ganar, está llamado a ser importante y tienen que buscar esta posición idónea”. 

Respecto a su equipo, ha indicado que llega con ganas de iniciar bien la segunda vuelta del campeonato: “Jugando en el Mini tenemos la necesidad de ganar los tres puntos que nos den más tranquilidad para afrontar lo que viene. Tenemos que intentar continuar con la sensación de competir bien, evidentemente con la necesidad de la victoria”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor escribe aquí tu nombre