El presidente de Las Palmas, Miguel Ángel Ramírez, ha explicado que la situación de Alfredo Ortuño no se pudo resolver y todavía forma parte de la entidad: “ceder al Valladolid en el último minuto, luego se le intentó dejar libre pero la tramitación de esa documentación al final intervenía tanta gente que las cosas no salieron como deseábamos. Habíamos rescindido con él y estaba sujeta a que jugara en el Valladolid o el Alavés, al no poderse hacer dejamos sin efecto esa rescisión. Ahora no lo podemos dejar tirado. Es una pena que no pueda jugar, el chico lo que ha visto es un apoyo por parte de la UD Las Palmas”.

También ha hablado de las negociaciones del verano y del posible futuro del futbolista: “había otros diez equipos detrás. El problema es que él no quería jugar en Segunda División. Cuando el Tenerife se interesó le dije que si el jugador jugaba en Segunda sería en el Valladolid porque le había dado mi palabra. El Tenerife tendría que luchar por convencer al jugador, pero ahora si no juega en Primera, irá donde quiera ir”.

Todo indica que el jugador no vestirá la blanquivioleta: “Alfredo posiblemente mañana comience a entrenar con la UD Las Palmas. Ahora debe entrenar y estar tranquilo para que se ponga bien y en enero decidirá su destino y le apoyaremos”.

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor escribe aquí tu nombre