El Espanyol jugará el domingo en Zorrilla, en un partido clave para ambos equipos para lograr el objetivo de la permanencia, en las filas del conjunto catalán se encuentran dos viejos conocidos que dejaron buen sabor en Valladolid: Raúl de Tomás y Fernando Calero.

Raúl de Tomás, 25 años

El delantero lleva tan solo un mes en el Espanyol, ha sido el fichaje estrella del conjunto catalán en este mercado de invierno, ha llegado procedente del Benfica a cambio de 20 millones de euros. Desde su llegada, ha jugado 4 partidos y ha anotado 4 tantos, actualmente se encuentra con molestias y es duda para Zorrilla.

En el Real Valladolid estuvo una temporada cedido por parte del Real Madrid, en la 16/17 y anotó 15 goles en 39 partidos, anotando tanto en Liga como en Copa del Rey. Su relación con la afición del Real Valladolid dejó de ser idílica al año siguiente cuando decidió jugar cedido en el Rayo Vallecano.

Fernando Calero, 24 años

Llegó al Espanyol en el último mercado de fichajes de verano a cambio de 8 millones de euros, lo que le permitió al Real Valladolid aumentar el límite salarial y pagar parte de la deuda que quedaba en 2019. En el conjunto catalán ha ido de más a menos y ahora no es titular con Abelardo. Ha jugado 14 partidos, en los que ha recibido 4 amarillas y una tarjeta roja precisamente en la primera vuelta frente al Real Valladolid.

En el primer equipo del Pucela estuvo dos temporadas, en el año del ascenso a Primera y la temporada pasada cuando el Real Valladolid logró la permanencia siendo el conjunto de menor presupuesto de Primera. Con el Real Valladolid ha jugado 67 partidos y ha anotado 3 tantos, parte de la afición blanquivioleta no entendió su salida pese a ir a ir conjunto con el que está disputando competición europea.

Compartir
Artículo anteriorSalir a ganar
Artículo siguienteMonumento a la afición

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor escribe aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.