El jugador del Real Valladolid Nacho Martínez en rueda de prensa ha hablado de que la humildad es la clave de este equipo: “En los momentos más difíciles hay que estar tranquilo, dado que el equipo está trabajando bien. Siempre intentamos dar todo y, cuando vienen bien dadas, hay que ser humildes, porque los pajaritos en la cabeza nos pueden hacer daño. Seguir en el punto medio y no perder la perspectiva”.

Por ello redundó en establecer objetivos cercanos, a corto plazo, el “típico partido a partido”, dijo, el cual, para él, impide que los jugadores se nublen y pierdan “la perspectiva”. “El balance es bueno. Estamos en una situación cómoda pero no tenemos que conformarnos. Seguir yendo a por más, porque esto es muy largo y nos equivocaríamos perdiendo la perspectiva”.

“Mientras sigamos exigiéndonos a nosotros mismos, iremos bien. Tenemos que volver con más fuerza porque esto sigue. No hay que cambiar la mentalidad”, recalcó el lateral zurdo, también consciente del grado alto de competitividad que existe en la plantilla del Real Valladolid. “Hay mucha competitividad y este año cada vez es más difícil. Yo estoy preparado para lo que el entrenador decida y ponérselo difícil, porque es bueno para el que está jugando y que para el que puede entrar en cualquier momento esté al nivel”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor escribe aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.