El Real Valladolid negocia la ampliación de los contratos de Jordi Masip y de Kiko Olivas. Ambos jugadores terminan su estancia en Valladolid en junio de 2020 y el Pucela pretende que en las próximas semanas sus contratos se vean mejorados económicamente a la vez que se les sube sus cláusulas de rescisión.

Se negocia para que Masip cuente con una cláusula de 15 millones de euros y Kiko Olivas de 18 kilos. El interés de varios equipos en ambos jugadores ha alertado a la dirección deportiva para prolongar sus contratos hasta junio de 2022 y ampliar sus cláusulas de salida para disuadir a estos clubes que andan detrás.  

4 Comentarios

  1. El empezar a poner clausulas de rescision acordes a la primera division es el primer paso para empezar a crecer, no se trata de “regalar” jugadores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor escribe aquí tu nombre