Pues parece que se acabó el “ruido de sables” en Pucela.  La semana ha sido muy revuelta, y todo por si llegaba o no un nuevo entrenador. Da la impresión de que Sampedro estará hasta final de temporada, y desde ya debemos centrarnos en lo importante que es la Liga.

Porqué parece que se nos olvida que el sábado nos jugamos mucho y contra un rival que se juega la vida en ese partido: El Alcorcón. El Sábado a las 18:00 nos jugamos mucho en el Santo Domingo, y contra un rival que también se lo juega y que viene de perder contra el Córdoba y su entrenador ha “rajado” contra sus jugadores.

Con el Alcorcón con ganas de revancha, y el Valladolid y sus jugadores empeñados en demostrar que están a muerte con su entrenador, puede que el encuentro del sábado sea mucho más que un simple partido de Fútbol, sea también un punto de inflexión para el equipo que logre vencer, y una semana mucho más convulsa para el perdedor.

Yo solo espero una cosa, y es que el Valladolid salga de Santo Domingo con los tres puntos en la mochila y nos dejemos de debates que no hacen ningún bien a nadie.

La plantilla ha jugado nervioso varios partidos (la prueba es el partido contra el Rayo), el entrenador se cabrea y monta ruedas de prensa que no benefician a nadie, y la directiva se encuentra entre dos aguas y no encuentra una solución a estos problemas. Por lo tanto lo mejor es que todo se tranquilice, por el bien de todos, porqué si, todos debemos poner nuestro granito de arena.

Estamos en la fase más importante de la temporada, y todo este ambiente no es el más idóneo para afrontar el tramo final de un proyecto. En estos días se han escrito muchas cosas y hemos escuchado también muchas  (no todas ciertas y no todas agradables). Sobre todo en Redes Sociales, caldo de cultivo para este tipo de cosas.

Los críticos de Suárez cantando una canción que ya viene siendo habitual en los momentos de crisis. Los Críticos de Sampedro cantando lo mismo pero cambiado el nombre. Y otros echan pestes contra jugadores, a estos últimos se les une los que se meten contra los medios de comunicación.

En todo este mar de insultos, ¿de verdad creemos que beneficia a alguien?. Pues mi opinión es que los rivales del Valladolid son los únicos beneficiados, nosotros solos estamos creando el caldo de cultivo para beneficiar a los rivales y debilitar aún más al club.

¡Qué no nos gusta Sampedro! ¡Que queremos que venga Fulanito o Menganito!, pues bien ya que todo eso es discutible y lícito, lo que no lo es, es el tiempo elegido para ello. Ahora tenemos que remar todos juntos y en la misma dirección, porque a mi no me quita nadie de la cabeza que si todos somos uno: equipo, directiva, cuerpo técnico y afición seremos más fuertes.

Sobre todo es clave que la afición esté unida, ya que es el pilar más fuerte sobre el que cimentar todo esto, estando unidos será más difícil que nadie pueda con nosotros.

Dicho lo cual termino. Deseando que todo esto se acabe de la mejor manera posible para el Real Valladolid y de momento con la victoria sobre el Alcorcón. Termino como todos los artículos de estos últimos días: SI FUERA FACIL NO SERÍAMOS DEL PUCELA.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor escribe aquí tu nombre