El marroquí ha dejado buenas sensaciones en sus primeros entrenamientos con la camiseta blanquivioleta

El pasado lunes saltó la noticia de que Jaouad Zairi empezaba a entrenar con el Real Valladolid, donde estará a prueba durante varias semanas con el objetivo de ponerse a tono y ser el primer fichaje de invierno del equipo pucelano.
Las sensaciones que ha dejado el marroquí en sus primeras sesiones a las órdenes de Juan Ignacio Martínez han sido muy buenas, pero su mayor hándicap es que ha llegado pasado de peso, algo que tendrá que corregir en el próximo mes si quiere volver a tener una oportunidad en Europa. Sobre todo, esta situación queda patente a la hora de replegar y de entender el juego a nivel defensivo.
El extremo ha dejado patentes sus ganas de demostrar que puede jugar en la Liga BBVA en sus primeros días junto a los que, en un futuro cercano, pueden ser sus nuevos compañeros. Ha demostrado velocidad, derborde y técnica, y su contratación sería muy positiva para los planes de JIM que de momento solo cuenta con Patrick Ebert, Valdet Rama y Omar Ramos como extremos puros para las dos bandas, aunque su estado de forma tendrá que evolucionar mucho a corto plazo para poder competir en una competición tan igualada como la Primera División.
Zairi llega al Valladolid tras dos años en el Al Nasr de Arabia Saudi, lejos del primer nivel del fútbol mundial. Su última etapa en la élite fue entre el año 2009 y el 2011 en el Olympiakos de Grecia, donde coincidió con Óscar González, uno de los principales avaladores de la oportunidad que le ha brindado el Valladolid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor escribe aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.